miércoles, 21 de noviembre de 2012

D2351 - Faro de Chipiona

Foto: Faro de Chipiona, provincia de Cádiz / Jean Laurent 1867
(c) Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico

El faro más alto de España

Nº Internacional: D-2351
Nº Nacional: 09180
Autoridad Portuaria: Sevilla
Latitud: 036 44,271N
Longitud: 006 26,522W
Marca: Torre troncocónica y edificio de sillería
Altura sobre el nivel del mar: 69 m.
Altura sobre el terreno: 62 m.
Alcance nominal nocturno: 25 millas náuticas
Ciclo: DB 10s.
Año de construcción: 1867
Habitada: Si
Visitable: Si


El faro de Chipiona es el más alto de España, el tercero de Europa y el quinto del mundo, con 72 metros sobre el nivel de mar y 69 metros sobre el terreno hasta la estructura de la linterna. La torre tiene un total de 322 escalones. Se construyó sobre la Punta del Perro, para indicar la entrada del río Guadalquivir.


Por su altura, El Faro de Chipiona es el pararrayos de la localidad.


Como no podia ser de otra manera el acceso al faro se hace por la "Avenida del Faro"


La primera piedra se puso el 30 de abril de 1.863, obra del ingeniero catalán Jaime Font, finalizando cuatro años más tarde en 1.867 y alumbrando, por primera vez el 28 de noviembre de 1.867, con aparato óptico y destellos cada sesenta segundos. Al principio se alimentaba con aceite, más tarde con parafina y petróleo, materiales que se subían, mediante polea, por el núcleo interior de la torre que es hueco.
El giro de la linterna se realizaba a través de máquina de relojería y contrapeso que caía por el hueco de la torre. Hoy en día este mecanismo sigue funcionando en horas diurnas. En 1.916 se comenzó a utilizar vapor de petróleo a presión con quemador, y esto produjo destellos cada quince segundos. En 1.942 sería sustituido por alumbrado eléctrico, con una lámpara de 3000 vatios y un alcance de veinte millas de luz fija, tres haces de luz y destellos cada quince segundos. En agosto de 1.936, debido a circunstancias sociales y políticas acarreadas por la Guerra Civil, los fareros son expulsados, ordenándose apagar el faro, hecho que duró casi tres años, mientras que en el 1.937, los soldados hacen las obras del muro de defensa.


Ticket adquirido en la Oficina de Turismo de Chipiona, donde nos atendió un personal con gran profesionalidad y amabilidad.

Visitas concertadas desde la Oficina de Turismo (956 92 90 65), C/ Castillo, 5.
HORARIO ANUAL DE VISITAS AL FARO
Mayo, junio y septiembre. Martes y jueves.
Julio y agosto. Martes, miércoles, jueves y viernes.
Abril y octubre. Jueves.
De noviembre a marzo: sólo grupos. Bajo petición.
Horario: 11,00, 11,45 y 12,30. Precio: 5€


Entramos en el faro y accedemos al patio, comenzamos la visita viendo la exposición permanente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, el guía hace la presentación y explica cada uno de los paneles informativos, uno está dedicado a la construcción del faro, otro al trabajo de sus mantenedores, los técnicos de señales marítimas, otro panel al balizamiento del Guadalquivir, y el último está dedicado al Puerto de Sevilla. Luego nos explicará el funcionamiento del faro.


Podemos ver varios elementos antiguos de faros, balizas y boyas, entre ellos la lente del antiguo faro de Bonanza .


Comienza la subida de los 322 escalones que hay hasta la linterna, son muy cómodos de subir.


Durante la subida nos encontramos varios bancos, estrategicamente colocados en los huecos de las ventanas, donde poder descansar y disfrutar de las vistas.


La llegada al primer portillo nos indica que ya estamos próximos al final de la escalera de caracol


Una vez finalizada la subida por la escalera de piedra, continuamos por una bonita escalera de hierro forjado, con bastante inclinación.


Por fin llegamos a la linterna, una característica de este faro es que es aeromarítimo, por alcanzar su haz luz la misma distancia en horizontal como en vertical, sirviendo así de ayuda a los aviones, por eso tiene acristalada la parte superior de la cúpula.
De los 187 faros existentes en España sólo 20 son aeromarítimos, formando parte de los mismos el de Chipiona desde 1.956 cuando, por exigencias del Plan Marshall, se mandó cambiar las placas del tope de la cúpula por cristales, desembolsando el gobierno norteamericano tanto el coste de la obra como de los materiales, obra que se realizó en 1.963.


Para acceder a la terraza hay que pasar por una "gatera" que nos obliga a agacharnos, desde luego una visita no apta para personas con movilidad reducida.


Corrales de Chipiona, desembocadura del río Guadalquivir, Coto de Doñana y al izquierda Matalascañas


 Chipiona, al fondo Sanlucar de Barrameda y Bonanza.


Chipiona y su famoso Santuario de Regla, que da nombre a la playa. A lo lejos se podían apreciar las grúas de los astilleros de Cádiz y Puerto Real.


Vista de la linterna desde la terraza. En diciembre del 1.999 se cambió la lámpara existente por una nueva de halogenuros, o halógena, con alcance de ochenta millas y destellos cada diez segundos.


Faro de emergencia. Unos días antes de la visita, durante una tormenta eléctrica, el pararayos del faro sufrió una descarga que inutilizó temporalmente el faro, esto sucedió sobre las seis de la mañana entrando en funcionamiento el faro de emergencia durante unas dos horas. Precisamente tuve la oportunidad de charlar un rato con el farero, Septimio Andrés Domínguez, que se encontraba realizando labores de mantenimiento y reparación de las averías causadas por el rayo en el faro.


Punto geodésico: Chipiona (faro)
Número: 104724
Latitud: 36° 44' 21,0661''
Longitud: - 6° 26' 27,0151''
Altitud sobre el nivel del mar: 65,725 m.
Situación: Sobre el faro de Chipiona. El vértice está materializado por eje geométrico de la cúpula encristalada que protege el equipo óptico del faro. Como no se puede estacionar en él se precisa observación excéntrica para lo cuál se ha colocado un clavo en la terraza.


Finalizada la visita toca bajar los 322 escalones.


Nos despedimos de los guías y disfrutamos de las últimas vistas del faro.


Vista del faro desde el paseo marítimo.
Los materiales empleados para la construcción de este faro fueron, sobre todo, piedra ostionera extraída de las canteras de Chipiona, de ahí le viene el nombre a una de sus playas, Playa de las Canteras, utilizándose también materiales procedentes de Sierra Carbonera entre la Bahía de Algeciras y San Roque, además de contar con losas de Tarifa y piedra ostionera de Rota.


Sello con la imagen del faro de Chipiona, emisión de 2011 dedicada a los faros españoles. Consta esta emisión de Faros, de seis sellos dedicados a los de Calella (Barcelona); Chipiona (Cádiz); de La Entallada (Isla de Fuerteventura); de Sant Sebastià (Girona); de Castell de Ferro (Granada); y de Valencia.

Fecha de Emisión:11/04/2011
Estampación:Huecograbado
Papel:Estucado engomado fosforescente
Dentado:13 ¼ (horizontal) y 13 ¾ (vertical)
Tamaño del sello:28,8 x 40,9 mm. (verticales)
Tamaño de la hoja bloque:115,2 x 105,8 mm. (horizontal)
Valor facial de los sellos:0,65 €
Tirada:280.000 hojas


Galería de fotos


Enlaces:
FARO DE CHIPIONA, de Septimio Andrés Domínguez, farero de Chipiona.
Asociación de Amigos de los Faros de Andalucía
Delegación de Turismo de Chipiona
El faro de Chipiona, un monumento lleno de secretos históricos
Puertos del Estado
Historias y Fotos de Faros
Chipiona OnLine




1 comentario :

PERSONA dijo...

gracias por las veces que pase por el ....

Publicar un comentario